La tonada base de los llanos es el joropo, como música, sin embargo en el llano se conocen otras músicas no socializadas fuera del contexto llanero; el araucano, Juan Galea, hace una muy precisa clasificación, dependiendo del contexto en el que se desarrollen, y estas son: Músicas de Santo, los Cantos de Ganado y los Sones de Parranda.

La Ruta de la Marimba une a 14 poblaciones del Pacifico Sur, que agrupan a 582.000 afrodescendientes de Tumaco a Buenaventura, con el fin de lograr que el conocimiento, la práctica y el disfrute de la música impacten la calidad de vida y la producción de riqueza inmaterial y material de sus poblaciones.

Las músicas tradicionales populares del territorio sonoro de la trova y la parranda se reconocen en los siguientes formatos: a) Músicas andinas Colombianas; b) Música popular campesina y parrandera. c) Trova, copla, repentismo.

Sed egestas tincidunt mollis. Suspendisse rhoncus vitae enim et faucibus. Ut dignissim nec arcu nec hendrerit. Sed arcu odio, sagittis vel diam in, malesuada malesuada risus. Aenean a sem leo. Nam ultricies dolor et mi tempor, non pulvinar felis sollicitudin.

La Ruta de la Chirimía es una plataforma para la organización, integración reconocimiento y valoración social de las músicas tradicionales y la cultura del Pacífico Norte.

Las prácticas musicales tradicionales de esta región, se inscriben dentro del gran universo de la música andina colombiana, pero presentan rasgos distintivos, dado su carácter jocoso, intenso y expresivo o coreográfico.

El Territorio Sonoro de la Canta y el Torbellino se inscribe dentro del Eje Músicas Andinas de Centro y Nor Oriente, como uno de los once en que se ordena el programa Músicas Populares y Tradicionales del Plan Nacional de Música para la Convivencia, rico y activo en sonoridades, así como en sus prácticas musicales, que abordan en mayor o menor medida, todas las dimensiones del campo musical.

  • Este es un proyecto del Plan Nacional de Música para la Convivencia que articula las acciones de diferentes actores en torno al fortalecimiento de las músicas tradicionales del territorio Colombiano.

  • La tarea de construir como Estado y como sociedad una política pública que integre de manera coordinada y eficiente a los diferentes actores del campo musical, nos ha llevado a desarrollar desde el año 2008 el Programa Territorios Sonoros de Colombia. Territorio y Sonido se conjugan para ponderar los significados y sentidos que las músicas tradicionales aportan a la construcción de las relaciones de los individuos con su sociedad, con sus entornos vitales y con ellos mismos. Individuo, sociedad y región se constituyen en elementos fundamentales para orientar las acciones públicas hacia el desarrollo musical de las regiones colombianas.

  • El estímulo a la creatividad y a la recreación de la memoria, el impulso a las redes sociales y organizacionales, los encuentros de maestros de música, investigadores, constructores de instrumentos, organizadores de festivales y gestores regionales y la formulación concertada de Planes Estratégicos para el Desarrollo Musical de las Regiones, son actividades propuestas y desarrolladas por el Programa para que los ciudadanos identifiquen las necesidades, las aspiraciones y los retos del campo musical.